Publicidad

    

Gastronomía

Consiente con este rico cheesecake de limón con mango sin horno

Martes, 31 Julio 2018 - 4:00pm

Si quieres un postre fácil y fresco, te damos esta rica receta de cheesecake de limón con mango sin horno, con una crujiente base de galleta y un cremoso relleno sabor a mango con un toque de limón amarillo.

Ingredientes

1 taza de galleta de mantequilla para la base
1 taza de granola para la base
1 cucharada de ralladura de limón amarillo para la base
3/4 de taza de mantequilla fundida, para la base
2 tazas de mango
1 taza de leche condensada
2 cucharadas de jugo de limón amarillo
1 cucharada de vainilla
4 tazas de queso crema
1 taza de crema para batir
1 cucharada de ralladura de limón amarillo
3 sobres de grenetina (7 g c/u) hidratada y fundida
al gusto de crema batida para decorar
3/4 de taza de mermelada de naranja
2 tazas de mango en cubos grandes, para decorar
1 rama de menta para decorar

Preparación

Para la base, en un procesador para alimentos, procesa las galletas y la granola hasta obtener un polvo fino. Agrega la ralladura y la mantequilla y procesa un minuto más hasta obtener una masita.

Vierte la base en un molde para pastel de 20 cm de diámetro con papel encerado, compacta con ayuda de una cuchara y reserva.
Para el cheesecake, licúa el mango con la leche condensada, el jugo de limón amarillo y la vainilla hasta obtener una mezcla homogénea.

Mientras tanto, bate el queso crema con la crema para batir hasta obtener una mezcla homogénea, agrega la ralladura, la mezcla de mango y la grenetina, bate hasta integrar por completo.

Vierte la mezcla de cheesecake sobre la base de galleta y extiende bien con ayuda de una espátula. Refrigera alrededor de 2 horas o hasta que cuaje.

Desmolda el cheesecake, forma un borde con crema batida en la parte superior y vierte la mermelada de naranja en el centro, agrega los cubos de mango, decora con una ramita de menta. Refrigera hasta servir.

Corta en rebanadas y sirve. Decora el cheesecake con cubos de mango y crema batida.

Tips: Licúa la mermelada con unas gotas de agua para obtener una mezcla más tersa. Si no encuentras mango natural puedes usar mango en almíbar.

KIwilimon
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Publicidad
Publicidad