Entretenimiento
Televisión

The Society: Los jóvenes mandan

Martes, 4 Junio 2019 - 9:30am

En The Society los adolescentes que vemos son como todos. Jóvenes, con sus problemas de la edad y emocionados por salir de campamento con el instituto. Ellos viven en un lugar pequeño, donde todos se conocen y su relación se remonta a la que sus familias tuvieran desde hace generaciones. Tienen un quiosco en medio de la plaza y estudian todos en el mismo centro. Ninguno espera que al volver tras un imprevisto se encuentre un pueblo desértico.

Esta es la premisa con la que arranca The Society, la última serie juvenil de Netflix que nos plantea un misterio de difícil respuesta. El lugar es el mismo. Todos encuentran sus casas, sus cosas, sólo que no hay nadie. Ni familia, ni vecinos. Ni un alma. Ante ellos, un problema evidente, cómo arreglarse. El instinto llama primero a la fiesta, a celebrar esa libertad y ese disponer de todo a su antojo. Los supermercados se abren ante ellos, bebida gratis e interminable. Fiesta sin toque de queda.

Pero después de la resaca toca darse cuenta de que eso no tiene sentido. ¿Qué ha sucedido? ¿Dónde están sus padres? ¿Quién repondrá las cervezas que se han bebido? La serie apuesta por dos caminos, el toque fantástico y las posibles respuestas ante la lógica de la situación en la que se encuentran, y la propia gestión de una nueva sociedad de la que sólo forma parte la generación joven de una población.

Una de las cosas que más nos sorprendieron es su concepción episódica. Así como otras series de Netflix se pueden parar casi cuando desees y es difícil diferenciar unos capítulos de otros, dado que todo forma parte de una narración más o menos continua, The Society tiene una estructura clásica en la que el primer capítulo presenta la historia y los dos siguientes acaban de plantear el problema en todo su conjunto.

En ese sentido, puede parecer que su arranque es algo más lento de lo esperado. Pero entendido cuál es el ritmo que llevará, y aceptando que no va a ser una serie de momentos icónicos y tiempos desenfrenados, atrapa. Del todo. Entras en ese mundo en el que unos te caen bien, otros no tanto, entiendes de dónde vienen sus simpatías y enemistades y consigue tenerte enganchado entre sus redes.

El final de la primera temporada de The Society te dejara a  la expectativa  tras un giro en la historia, además querrás saber qué ha sucedido realmente, ¿si la comunidad de West Ham existe en un mundo paralelo?  o si habitan en un limbo mientras intentan organizarse con la oportunidad única de no cometer los mismos errores de la sociedad tradicional y fundar un nuevo orden.

Paul Noguera
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad